Opción revolucionaria: Oficinas virtuales

Virtual OfficeEn la medida en que su negocio lo permita, puede contemplar la opción de la oficina virtual para establecer su empresa y comenzar a relacionarse de esta manera con sus clientes y con sus empleados.

Dado que una oficina virtual no es un espacio físico a donde tenga que ir todos los días al igual que el resto de los empleados, el control de la gerencia se hace básicamente con herramientas en línea. Las herramientas tecnológicas de las que se vale una oficina virtual son mayoritariamente en línea y por supuesto esto hace que sean de muy bajo costo o prácticamente gratuitas.

Oficinas virtuales vs. Oficinas físicas

  • Ahorro en cuanto a renta mensual. Aún cuando las oficinas virtual ameriten también el alquiler de un espacio en internet y mantenimiento, éste será siempre mucho menor que el que se pagaría por el alquiler de un espacio físico y el mantenimiento en cuanto a limpieza y seguridad requerido para el mismo.
  • Comodidad. La ventaja de trabajar desde casa, no solo para el dueño del negocio sino para los demás empleados, es invaluable. De esta manera tanto el dueño como el resto de los empleados ahorrarán en materia de traslado y tiempo. Por otra parte, las oficinas virtuales permiten tener horarios más flexibles que las oficinas convencionales.
  • Comunicación. Punto a favor para las oficinas físicas es que aún cuando estamos en la era tecnológica, la comunicación directa entre las personas sigue siendo indispensable para ciertas ocasiones, sobre todo cuando se trata de conocer al cliente y dar a conocer el producto o servicio que se ofrece.
  • Dependencia. Las oficinas virtuales aún cuando brindan a los empleados y al dueño una independencia importante en materia de tiempo y espacio, sí es cierto que son altamente dependientes del servicio de internet, por lo que cuando éste falla, la oficina virtual debe cerrarse.