Oficinas compartidas, una excelente opción

Hay profesionales independientes o freelancers que inician su negocio dentro de algún espacio de su hogar o con oficinas móviles. Esta opción es excelente mientras el negocio mantenga ciertas características, pero una vez que evolucione y crezca, es necesario contar con otros espacios para el desarrollo de ciertas actividades. Sin embargo, pasar de esto a tener una oficina rentada propia con todas las facilidades, es muy costoso, por lo que hay opciones intermedias que permiten crecer paulatinamente.

Compartir inicialmente algunos espacios y servicios a través de las oficinas compartidas es una excelente opción. Los gastos a compartir pueden ir desde los servicios de internet, servicio de recepcionista, salas de conferencia, etc.

Las oficinas compartidas ameritan que las actividades sean acordes y complementarias. Es decir, no es recomendable compartir oficinas con profesionales de la misma área ya que esto podría redundar en competencia no sana que lleve incluso a robo de clientes o consecuencias similares.

Shared officesTampoco es recomendable compartir oficina entre profesionales que se dedican a actividades totalmente opuestas. Por ejemplo, una oficina dedicada a la enseñanza no debería compartir espacios con por ejemplo profesionales de la música que se dediquen a grabar sonidos en vivo y en los cuales los ensayos o ruidos generados por los instrumentos de sonido podrían entorpecer el buen funcionamiento de la sala de estudios.

Por ejemplo una buena dupla pudiera ser un despacho de abogado que comparte espacios con un traductor legal de documentos, o un espacio para la enseñanza compartiendo espacios con centros de diseño. En ambos casos se requiere ambiente de tranquilidad y silencio para el éxito del negocio.

Entre los profesionales que decidan compartir oficina, es necesario aclarar cuáles espacios son compartidos y cuáles condiciones rigen para cada uno de ellos. Asimismo, es necesario aclarar desde el inicio de la relación los costos comunes a ser asumidos, fecha y modo de cancelación de cada uno y tiempo de duración del contrato entre otros asuntos.